Las iglesias románicas de la Vall de Boí, Patrimonio de la Humanidad

En el pintoresco Vall de Boí, un sitio conocido por sus construcciones coloniales y su hermoso ambiente natural, podemos encontrar una serie de iglesias y una ermita que, al ser un conjunto de construcciones en una misma ubicación, y que tengan un mismo estilo arquitectónico, convierte a este conjunto de iglesias en una aportación valiosa a la cultura del mundo.

 

¿Cuándo fueron construidas estas iglesias románicas?

 

No se sabe el momento exacto en el que fueron erigidos estos templos, pero se tiene certeza de que fueron levantados durante los siglos XI y XII. En estas construcciones se puede apreciar una variante estilística que proviene de Italia, el románico lombardo.

 

¿Por qué son tan importantes las iglesias románicas de la Vall de Boí?

 

Una de las cosas que hacen de este conjunto de templos en Vall de Boí una visita obligatoria para cualquiera que la visite, son lo bien preservadas que se mantienen, ya que las modificaciones que ha recibido durante todos estos años, se han hecho con el único propósito de preservar el valor original de estas estructuras.

 

También podría mencionar el hecho de que en estas construcciones nos muestran lo importante que era la religión en esos tiempos, ya que estas iglesias son un reflejo artístico de cómo las jerarquías eclesiásticas tenían una gran importancia social en aquella época. Por estas y otras razones, este conjunto de templos religiosos fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000.

 

Las iglesias románicas que se encuentran en esta área

 

Ahora voy a hablarte de cada una de estas iglesias, y que hace especial a cada una de estos templos.

 

Assumpció de Cóll

Assumpció de CóllEsta iglesia tiene ciertas características que son distintas a las de los otros templos, tales como el tamaño de los sillares, los materiales con los que se construyó y la portalada con elementos decorativos, que es la sección más llamativa de esta iglesia. Otros detalles destacables sobre esta capilla son los capiteles esculpidos, que tienen representaciones de hombres y animales luchando, el Crismón, las tres pilas románicas y el cerrojo de hierro en forma de cabeza de animal.

La Nativitat de Durro

Esta es una de las iglesias de mayor tamaño de todo el valle, siendo la nave, el campanario, la portada esculpida y el pórtico las secciones que más destacan por su monumentalidad. Gracias a unas remodelaciones que se le hicieron al templo entre los siglos XVI y XVIII, le fueron añadidas otras secciones a la iglesia: dos capillas góticas y la sacristía barroca. Otro detalle interesante que se encuentra en esta iglesia es la imagen románica de Nicodemo.

 

Sant Climent de Taüll

 

Esta iglesia, a pesar de ser una de las menos impresionantes en lo que se refiere a la arquitectura, allí se encuentra el Pantocrátor de Sant Climent de Taüll, que es una de las obras más importantes del románico catalán. En los últimos años, se ha invertido en la actualización de esta capilla, sobre todo en la recuperación de la pintura y un proyecto de musealización de la iglesia.

 

Sant Feliu de Barruera

 

 

En este templo se pueden apreciar estilos arquitectónicos del siglo XI y el XII, sobre todo en los dos ábsides que están en la iglesia. Gracias a las remodelaciones y los muebles que hay en el templo, se puede ver una notable evolución del estilo arquitectónico desde el siglo XII hasta nuestros días según los gustos y necesidades de la comunidad.

 

Sant Joan de Boí

Esta iglesia mantiene la mayoría de los elementos arquitectónicos desde que se construyó en el siglo XI, y también destacan las pinturas murales en el interior que retratan algunos acontecimientos religiosos importantes en aquella época. Todos estos aspectos vuelven este templo una representación más notoria de cómo eran las construcciones románicas de los siglos XI y XII.

 

Sant Quirc de Durro

 

La ermita se encuentra en la montaña de Durro a 1500 metros. Su tamaño es menor al de las iglesias que se encuentran en el valle. En el exterior podrás notar ciertas influencias barrocas, mientras que en el interior de la ermita, se puede apreciar tanto un estilo barroco, como influencias románicas y góticas.

 

Santa Eulalia d’Erill la Vall

 

En esta iglesia podrás observar el campanario más llamativo de todo el valle, con un estilo arquitectónico propio del románico lombardo. Todo el arte que se puede ver en el interior, sobre todo la copia del Descendimiento de Jesús, es muy bonito de ver. Un detalle sobre la iglesia es que, junto a otros dos de estos templos, eran usados para comunicación y para vigilar el territorio.

 

Santa Maria de Cardet

 

Este templo se encuentra en una pendiente pronunciada en una montaña, de lo cual se beneficia, ya que tiene una cripta gracias al desnivel de la pendiente. En las últimas restauraciones, la intención ha sido evocar de manera más precisa los acabados y el estilo que tuvo este templo en el siglo XX.

 

Santa Maria de Taüll

 

Esta última iglesia es la que se encuentra más cerca de alguna zona poblada, ya que se encuentra en el centro del pueblo de Taüll. Este templo tiene varias reproducciones de pinturas románicas, que son las del ábside central.

 

En verdad espero que este artículo te anime a visitar estas iglesias tan importantes, no solo para la cultura de Europa, sino que también son un aporte significativo para la cultura del mundo.